Anticiparnos a pensar sobre lo que podría pasar en un futuro frente a diferentes situaciones en la vida, es algo muy común; en este blog conocerás cuál es la diferencia entre el peor escenario y el más probable.

Elaborado por: Kellyn Rodriguez, psicóloga interna de Progressus.

Según Sharon M. Koenig las personas tenemos en promedio 60.000 pensamientos por día. Lo más relevante de este descubrimiento, es que cerca del 90% de dichos pensamientos, suelen ser negativos o superfluos. Candace Pert de la escuela de medicina Johns Hopkins descubrió que el 70% de las enfermedades son psicosomáticas, eso no significa que el 70% de las enfermedades no sean reales, quiere decir que ese 70% tiene su origen en los pensamientos. Y La universidad de Stanford descubrió más de 2.000 secreciones químicas que se producen en nuestro cerebro y se liberan en nuestro cuerpo. 

Es impresionante el alcance de nuestros pensamientos. Tanto, que los pensamientos negativos pueden envenenar el torrente sanguíneo y debilitar el sistema inmunológico. Pero este no es el único problema de los pensamientos negativos; ellos también nos llevan siempre a situarnos en el peor escenario, frente a cada circunstancia de la vida, claramente esto nos afecta emocionalmente. 

¿Qué es el peor escenario?

En los distintos momentos de la vida, las personas nos vemos enfrentadas a determinadas situaciones; las cuales generan en nosotros diversos pensamientos y suposiciones sobre qué podría suceder. Curiosamente, nuestros pensamientos siempre se enfocan en las aspectos negativos. Nos encauzamos en lo más negativo que podría suceder y dejamos a un lado todo tipo de probabilidades. 

A continuación, te daremos algunos ejemplos de personas que sitúan sus pensamientos, principalmente en el peor escenario:

Maria tiene una exposición en su universidad en quince días. Ella ha estudiado muy fuerte, preparándose para esa exposición, pero sólo está pensando en el peor escenario. Pensamientos como: “Todos mis compañeros se reirán de mí”, “en cuanto salga al frente todo lo que he estudiado se me olvidará” “la exposición me saldrá mal”.

Carla debe presentar su tesis en una semana, ella siente que ha puesto todo su empeño y su dedicación en este trabajo, pero también solo piensa en el peor escenario, aparecen en su mente pensamientos como: “los jurados no la aprobarán mi tesis”, “tendré que hacerla de nuevo”, “quizá tendré que posponer el grado porque no tengo dinero para pagar de nuevo el semestre”, “tendré que irme a vivir con mis padres y abandonar la universidad”. 

Luis perdió su trabajo, al suceder eso se encuentra pensando en el peor escenario, los pensamientos negativos que aparecen son: “nunca volveré a conseguir un trabajo”, “mi esposa me dejará”, “todo lo que tengo lo tendré que vender para poder asumir las obligaciones del hogar”, “terminaré viviendo de nuevo con mis padres”.

Estos pensamientos negativos automáticos,  nos llevan a situarnos en los peores escenarios, y a pensar en que las peores cosas van a  suceder. Es importante aprender a identificarlos, ya que si los reconocemos, podremos reducir significativamente la tensión emocional y la ansiedad. A continuación te dejo el link de un blog, que te enseñará mucho sobre cómo podemos  trabajar aquellos pensamientos automáticos, que aparecen en situaciones específicas. 

https://progressus.com.co/emocional/como-trabajar-los-pensamientos-automaticos/

Después de hablar un poco sobre el peor escenario, ¿ Cuál sería el escenario más probable?

Al tener diariamente tantos y tan diversos pensamientos, es común que algunos de dichos pensamientos sean negativos  y otros de ellos sean positivos. Como lo mencionamos antes, una gran cantidad de nuestros pensamientos, suelen ser negativos, llevándonos a pensar siempre en los peores escenarios. Pero ¿qué pasa si medimos con probabilidades nuestros pensamientos?

Cuando nos encontramos en alguna circunstancia, sea positiva o negativa; y pensamos en el escenario más probable, lo más seguro es que los niveles de ansiedad y tensión se minimicen. 

A continuación, te daremos algunos ejemplos de personas que anteriormente estaban situadas en su peor escenario y ahora en el escenario más probable:

María tiene una exposición en su universidad en quince días, ella ha estudiado muy fuerte, preparándose para esa exposición y está pensando en el escenario más probable, tiene pensamientos como: “He trabajo fuertemente, seguro me irá muy bien”, “en cuanto salga al frente todo lo que he estudiado lo recordaré perfectamente”, “la exposición me saldrá muy bien”. 

Si María estuvo preparándose para presentar su exposición. Lo más probable que podría suceder, es que la exposición salga bien, podría tener nervios; pero eso no quiere decir que sus compañeros se reirán de ella, incluso se la lleva muy bien con sus compañeros y docentes. Si pensamos en el escenario más probable lo más factible es que no estaremos tensionados pensando en que lo peor podría pasar.

Carla debe presentar su tesis en una semana, ella siente que ha puesto todo su empeño y su dedicación en este trabajo. Ella se está situando en el escenario más probable, aparecen en su mente pensamientos como: “los jurados aprobarán mi tesis”, “Hicieron correcciones pero trabajé fuertemente en ellas”, “Las últimas veces escuché muy buenos comentarios sobre mi tesis”, “He dedicado mucho tiempo en eso, seguro todo valdrá la pena”. 

Estando en el escenario más probable, Carla piensa positivamente acerca de lo que podría pasar; en este caso, ella invirtió mucho tiempo y dedicación en su tesis, lo más seguro es que sea aprobada. 

Luis perdió su trabajo, al suceder eso se encuentra pensando en el escenario más probable, los pensamientos negativos que aparecen son: “Soy bueno en lo que hago seguramente encontraré otro trabajo rápido”, “mi esposa entenderá y juntos saldremos adelante”, “tengo algunos ahorros, con eso supliré las necesidades del hogar, mientras consigo trabajo”, “todo resultará bien”.

Luis trabajó en esa empresa durante cinco años, es muy bueno en lo que hace. Lo más probable es que consiga otro trabajo, que su esposa lo apoye y que su vida siga como normalmente era o mucho mejor. 

¿El escenario más probable siempre es positivo?

El escenario más probable, en la mayoría de los casos, es resultado de nuestras acciones previas; es decir, si María no hubiese estudiado para su exposición, lo más probable que podría suceder es que no le vaya bien; si Carla no hubiese dedicado tiempo en su tesis, lo más probable que podría suceder es que no la aprueben; y si Luis, al perder su trabajo se llenara de pensamientos pesimistas y negativos, lo más probable que podría suceder es que no vuelva a conseguir otro trabajo.

Debemos tener claro, que aunque el escenario más probable, en este caso involucre pensamientos positivos, no sea el definitivo y que no resulte como quizá esperábamos, todas las situaciones son pasajeras, y no pueden definirnos. Es importante que por negativa que parezca la situación sepamos que hay diferentes herramientas con las que podemos hacer frente a estas situaciones que nos afligen, el punto está en ser conscientes de nuestros pensamientos, acciones y situaciones y movilizarnos para cambiarlo y vivir una vida más plena.

A continuación te daré un tip que puedes utilizar para saber qué tan real o probable puede ser el escenario en el que te encuentras ubicado:

Cuando se presenten en tu mente pensamientos ya sean negativos o positivos, piensa en el peor escenario y en el escenario más probable, de acuerdo a tu situación y apuntalos en una libreta. Escribe algún porcentaje para cada uno; por ejemplo: Que aprueben mi tesis (Si he estudiado, sí me he preparado para esto, lo más probable que podria pasar es que la aprueben) entonces le doy una calificación, del 80% a este escenario; quedando entonces un 20% de probabilidad para el peor escenario, el cual sería que rechacen mi tesis. Si por el contrario no le he invertido suficiente tiempo y dedicación a la tesis, el escenario más probable sería que la rechacen, lo cual para mi es probable, en un 80%; quedando un 20% de probabilidad de la aprueben.

Te  contamos que progressus cuenta con personal capacitado para atender y ayudar a mejorar la calidad de vida de quienes lo necesitan;  para más información entra al link www.progressus.com.co, allí estaremos dispuestos a escucharte y acompañarte en el proceso de bienestar para tu salud mental.

Esperamos que este blog sea de gran ayuda y te agradecemos si lo compartes a quienes consideras que pueda servirle en su vida.

Si sientes que estás experimentando miedos irracionales y que quieres contar con más herramientas para superar esos miedos, te invitamos a pedir una cita con uno de nuestros profesionales expertos dando click en el siguiente botón. 

Pide una cita

Fuentes: 

  • https://www.laverdaddeceuta.com/redaccion/noticias/redaccion/opinion/tenemos-60-000-pensamiento-al-dia
  • https://www.nytimes.com/2013/09/20/science/candace-pert-67-explorer-of-the-brain-dies.html?_r=0

 

 

Abrir chat
1
Bienvenido a Progressus, estas a un paso de lograr los cambios que siempre has querido ¿En que te podemos ayudar el día de hoy?