En este blog aprenderas el porqué los pensamientos nos causan ansiedad.

Elaborado por: Marianna Pinzón, psicóloga interna de Progressus.

Muchos hemos escuchado historias como esta:

Ana, una bella joven de unos doce años,  tan bella que sus compañeros de colegio todo el tiempo le recordaban como la belleza habitaba en ella, pero del mismo modo en que alababan su belleza, le sacaban en cara sus malas notas . “Ana es linda pero bien boba” le cantaban por los pasillos del colegio. Ella, en aquel entonces solo creía en la belleza, pues para ella los número mas importantes no eran de los examenes de matematica sino más bien los que se veían en los “me gusta” de sus fotos en las redes sociales.

“Bobos ustedes” les respondía con un fuerte y angustioso grito. Esos mismos gritos se comenzaron a repetir ocho años después con más frecuencia, solo que cargados de otro contenido, “estúpida” “incapaz”, y dirigidos a ella misma, pues no salían de la boca de Ana, se quedaban en su cabeza. 

Ana se encontraba estudiando para un examen de neuroanatomía en su universidad, para ella, esta era la clase más difícil de su carrera. “Voy a perder el examen, y también la materia, y me tocará repetir” eran otros de los pensamientos de Ana”. La vida de Ana se había llenado de este tipo de pensamientos desde que había entrado a la universidad, todo el tiempo estaba ansiosa pensando en si iba a pasar los exámenes. Se sentía incómoda cada vez que algún compañero le preguntaba sobre su nota en algún taller y peor aún no soportaba las largas noches en la cama sin poder dormir y su uso excesivo del celular.

Este es un ejemplo de cómo en la cotidianidad nuestros pensamientos nos causan ansiedad. Queremos que comprendas de forma clara algunos conceptos significativos para que asi puedas identificar los tuyos propios y poder tener una mejor calidad de vida.

Primero, las creencias.

Todo parte de tus creencias, podemos definir a las creencias como todo aquello en lo que crees, son como mapas internos que te permiten darle sentido al mundo, se construyen y generalizan a través de la experiencia.

Hay diferentes tipos de creencias:

-Creencias nucleares: son difíciles de cambiar ya que constituyen lo esencial de ti, se encargan de tu identidad y son singulares. Ej: Yo soy mujer.

-Creencias periféricas: son más fáciles de cambiar y tienen menor importancia que las creencias nucleares.tratan de perspectivas más secundarias. Ej: La vida no da segundas oportunidades.

¿Cúal crees que es la creencia de Ana?

¿Crees que es una creencia nuclear o periférica?

Segundo, los pensamientos.

Estos se relacionan estrechamente con las emociones y las conductas y son el medio entre la creencia y la conducta. Como decía Aaron Beck, padre de la Terapia Cognitivo Conductual, “Si nuestro pensamiento es sencillo y claro, estamos mejor equipados para alcanzar nuestras metas”. Tener pensamientos claros, fluidos y positivos es fundamental.  

Hay 3 elementos claves en el pensamiento:

-La direccionalidad: hacia donde está dirigido dicho pensamiento.

-El curso: o la velocidad del pensamiento.

-El contenido: es lo que se piensa concretamente.

Con mucha autoconciencia, más psicoeducación y una adecuada Terapia podrás lograr identificar en ti estos 3 elementos y con el tiempo tus pensamientos lograran ser sencillos y claros, facilitaran tu vida.

Ahora que sabes esto, ¿qué te parecen los pensamientos de Ana?

Tercero, las emociones.

Tienen que ver con todo lo que sientes: tu alegría, tristeza, gozo, ira, son emociones que aparece con un fin, no debes categorizarlas como buenas ni malas. Lo que debes hacer es aprender a escucharlas para comprender que nos quieren transmitir. Debes saber que las emociones en gran parte dependen de cómo nos relacionamos con nuestros pensamientos. Debes ser impecable con tus pensamientos, hablarte bien a ti mismo, no criticarte, pues de ellos dependen tus emociones.

¿Estas de acuerdo con que la emoción que Ana sentía era la angustia?

Cuarto, la conducta.

Es lo que los demás ven de ti,  tú comportamiento, lo que se exterioriza. Es la forma como se puede medir, conocer o evaluar lo que te pasa a nivel de pensamiento y emoción. Tus conductas pueden ser positivas o negativas dependiendo de tus pensamientos principalmente.

¿cuales fueron las conductas de Ana?

Finalmente…

Lo que pensamos influye directamente en cómo te sientes y este, en cómo actuas. Pero más que lo Que piensas, es Como piensas. Aprender a pensar adecuadamente requiere de un entrenamiento, así como muchos vamos al gimnasio a entrenar la figura, debemos, si es nuestra voluntad entrenar nuestros pensamientos.

La terapia Cognitivo conductual o la psicoeducación de la misma pueden darte importantes herramientas para lograrlo. Tener ansiedad es el resultado de una forma errada de pensar.

Ana, gracias a sus pensamientos terminó con ansiedad y luego con conductas negativas, como no dormir y usar el celular en demasía. Por todo esto cuando nuestros pensamientos no son fluidos y claros muchas veces nos causan ansiedad.

Te  contamos que progressus cuenta con personal capacitado para atender y ayudar a mejorar la calidad de vida de quienes lo necesitan;  para más información entra al link www.progressus.com.co, allí estaremos dispuestos a escucharte y acompañarte en el proceso de bienestar para tu salud mental.

Esperamos que este blog sea de gran ayuda y te agradecemos si lo compartes a quienes consideras que pueda servirle en su vida.

Si sientes que estás experimentando ansiedad y quieres contar con más herramientas para superarla, te invitamos a pedir una cita con uno de nuestros profesionales expertos dando click en el siguiente botón.

Pide una cita

Fuentes:

  • https://www.simplypsychology.org/cognitive-therapy.html
  • https://www.fundacionforo.com/pdfs/archivo23.pdf
  • https://www.academia.cat/files/425-3832-DOCUMENT/Ruiz-42-17Oct12.pdf
Abrir chat
1
Bienvenido a Progressus, estas a un paso de lograr los cambios que siempre has querido ¿En que te podemos ayudar el día de hoy?