En muchas ocasiones no somos conscientes de ello, pero en múltiples ocasiones tu vida social no prospera por causa propia.

Los seres humanos somos seres sociales, estamos legítimamente ligados a estar uno con otro, lo cual tiene múltiples beneficios para nuestra salud y nuestra supervivencia como sociedad; pero, es básicamente un reto el mantenimiento de buenas relaciones sociales y, es todavía más difícil cuando no somos conscientes de nuestros errores en la comunicación con otros y culpamos a los demás por nuestras falencias.

 

¿Qué consecuencias tienen las malas relaciones sociales?

 

El aislamiento social es la consecuencia más importante, esta deriva también hacia patologías de tipo clínico como la depresión, baja autoestima, ansiedad y las fobias, como la fobia social.

 

Este tipo de problemas pueden ir relacionados con otras patologías como:

  • las adicciones al internet, celulares y la tecnología, están muy relacionadas hacia el ciclo vital de la juventud o la adultez temprana; estos dispositivos facilitan un tipo de “interacción social virtual” ya que se mantiene contacto con muchas personas detrás de un dispositivo, aparentando quizás quien quieres llegar a ser y evitas el temor al rechazo.
  • Haber tenido un proceso educacional muy estricto y crítico sobre la relación de las capacidades propias de la persona.
  • Una baja autoestima y seguridad de sí mismo.
  • Malas experiencias en el pasado en diversos entornos sociales, ejemplo: haber sido ridiculizado en la infancia o adolescencia.
  • Experiencias traumáticas.
  • Decepción social y relaciones asociadas al abandono.
  • Depresión.
  • Excesiva introversión y sensibilidad social.

Todos los seres humanos tenemos un fuerte temor hacia el rechazo social, la incapacidad de contacto, la imagen propia en muchos casos la combinación de estos da un aumento de forma progresiva a los temores y la ansiedad social. Hay que tener bastante atención cuando lo anterior está mezclado con ira y resentimiento como fondo.

 

Pero entonces, ¿ cuáles son los errores más comunes en nuestras habilidades sociales?

 

El narcisismo: yo, yo, yo y de nuevo yo.

¿Has interactuado con esas personas que después de que haces un comentario inmediatamente lo relacionan así mismo?

Por estadística, en algún punto de la vida has hecho esto pero, te animo a que la próxima vez que estés en una reunión con tus amigos o familiares te fijes en esto. Ya que siempre tendrán una anécdota sobre cualquier tema, planteado desde sus experiencias de vida y cómo solucionaron esta problemática aunque no esté dentro de la conversación el hablar de sus experiencias propias. 

No preguntar el nombre del otro desde un principio

Es muy clásico si te encuentras entre varias personas que conoces por primera vez, aún más si sigues hablando con estas personas, pero llega un momento en el que es extraño preguntarlo y si te lo mencionaron también puede haber presentado un olvido, lo que se puede llegar a interpretar por el otro como una falta de respeto. 

Cuando se da el nombre en la primera interacción y se maneja un continuo proceso de nombrar al otro tiene dos ventajas: 

  • Al saber tu nombre dejarás de ser un desconocido por lo tanto confiará en ti.
  • Puedes llamarlo por él mismo, no por un apodo o por algo más, lo que se generará más confianza. Un dato interesante es que cuando nos nombran por el nombre esto genera placer por lo que la emoción se asocia a la interpretación de la situación que tiene la otra persona.               

El contacto físico en exceso

Cuando estás conociendo a una persona puedes llegar a notar si esta acepta o no el contacto físico, las relaciones sociales llegan a romperse frecuentemente es por estar tocando al interlocutor, este puede sentir que estás invadiendo su espacio personal; así que respeta el espacio de cada uno y reduce a lo más mínimo el contacto físico, sobretodo si es la primera interacción. 

No olvides sonreír

Es un error muy básico y común, en el cual muchas personas caen porque no se les da con facilidad soltar una sonrisa en frente de alguien nuevo e incluso muchas veces en tu mismo entorno, por miedo, estrés o que lleguen a pensar los demás que te estás burlando de lo que ellos dicen. 

Pero no, la sonrisa tiene una función vital para las relaciones sociales, te puedo mencionar dos aspectos demostrados científicamente:

  1. Incrementa la confianza de los demás en ti. Una sonrisa genuina refleja qué eres de fiar y que tienes una actitud positiva.
  2. Aumenta tu atractivo. Se ha demostrado científicamente a través de resonancias magnéticas, que él córtex orbitofrontal, uno de nuestros centros de recompensa cerebral se activa intensamente al ver una cara sonriente.

¿Hacia dónde apuntan tus pies?

El mirar hacia dónde apuntan tus pies o los pies de tus interlocutores dirán mucho sobre el tipo de conversación que llevan, no es un indicador 100% fiable pero sí representa si están apuntando hacia a ti y tu a ellos como una conversación amena y amable, si tratan de alejarse y su postura refleja cierta inclinación hacia otro lado, la conversación es poco satisfactoria.

 

 

 

 

 

 

 

La comunicación emocional

A través de nuestras emociones podemos gestionar más y dar a entender nuestros argumentos de acuerdo con la situación que se nos presenta, sin ser objetivos o totalitarios.

Las mujeres tenemos una ventaja en este campo, de hecho hablamos más bajo nuestras emociones.

La comunicación emocional nos sirve para evitar conflictos y no discutir, ya que estás legitimando qué emociones son las que te mueven al actuar y qué no es un capricho, azar o premeditación, esto hace que sean más comprensibles y aceptables tus argumentos al entablar una conversación. Además, una gran ventaja es que la persona con la que estés, será más sincero y empatizará más contigo; también, se genera proximidad entre las personas y se corta la lejanía de que seas tan solo un nuevo conocido. 

Te invito a que analices cómo te relacionas en tus contextos personales, familiares, laborales y sociales y representar cuáles serían tus falencias, en Progressus contamos con personal capacitado para ayudarte, escucharte y guiarte para alcanzar tus objetivos personales y que sobresalgan tus habilidades, para que tengas una mejor calidad de vida. 

¡Tu salud mental es nuestra prioridad!

Pide una cita

 

Espero que este blog te haya gustado. 

 

No olvides compartir en Facebook y Instagram 

Abrir chat
1
Bienvenido a Progressus, estas a un paso de lograr los cambios que siempre has querido ¿En que te podemos ayudar el día de hoy?