Elaborado por: Kellyn Rodriguez, Psicóloga interna de Progressus.

Los celos son una emoción que ocurre con frecuencia en todos los vínculos interpersonales, ya sean amistosos, familiares, laborales y amorosos. En este caso nos centraremos en los celos en pareja.

¿Qué son los celos?

Para iniciar, es necesario explicar qué son los celos. Echeburua y Fernandez Montalvo (2001), lo describen como un sentimiento o una emoción que surge como consecuencia de un exagerado afán de poseer algo de forma exclusiva y cuya base es la infidelidad- real o imaginaria- de la persona amada. Por otro lado, Buss y Smith (1993) entienden a los celos en términos de estrategias de afrontamiento que permiten mantener y consolidar las parejas. Clanton (1998) considera que los celos son sentimientos displacenteros que expresan el temor  a la pérdida de la pareja o el desagrado frente a una experiencia real o imaginaria; referida a la experiencia emocional que su pareja ha tenido o tenga con una tercera persona.

Podríamos decir entonces que los celos son una emoción que hace referencia al miedo, creencia o sospecha, que algo querido está en peligro de perderse. Entonces los celos actúan como respuesta o con la intención de prevenir la infidelidad, a partir de la percepción de que una relación significativa está amenazada por una tercera persona; independientemente si esa percepción es real o imaginaria.

Celos: diferencias entre hombres y mujeres.

Según estudios del doctor David M. Buss, psicólogo de la Universidad de Texas, hombres y mujeres sienten celos por igual, en la misma intensidad y frecuencia; pero las razones que los desencadenan son distintas. Ellas sufren por razones emocionales y ellos por miedo a la infidelidad sexual.

De acuerdo a estudios realizados por psicólogos evolucionistas, la razón por la cual los hombres tienden a temer más a la infidelidad sexual; es porque creen que al haber un acto sexual de por medio, su pareja se encuentra enamorada de su rival. Por otro lado, las mujeres sienten temor a la infidelidad emocional y creen que al haber sentimientos; su pareja terminará teniendo relaciones sexuales con la otra mujer. Por el contrario, varios estudios han proporcionado datos que ambos sexos se alteran más por la infidelidad sexual que por la emocional.

En cuanto a la infidelidad emocional y sexual, Sabini y Green (2004) proponen una teoría en la cual tanto hombres como mujeres sienten mas enojo ante una infidelidad sexual y más dolor frente a una infidelidad emocional. Ellos también afirman que ante una infidelidad los hombres son más propensos a proteger y mantener su autoestima; por el contrario, las mujeres se esfuerzan por mantener la relación.

Celos en pareja.

Los celos han sido tomados como uno de los mayores desencadenantes de conflictos en las relaciones de pareja. Cuando sentimos celos podemos experimentar ansiedad y tendemos a ser agresivos, también solemos tener inseguridad y ademas necesidad de controlar a la pareja.  La persona que experimenta celos, muchas veces, sin necesidad de que exista un motivo o señal justificada teme que su pareja pueda engañarla, serle infiel, abandonarla o sentir atracción por otra persona. Estos temores, la mayoría de veces  se manifiestan en forma de ideas e interpretaciones distorsionadas e irracionales. Entonces ciertos comportamientos de la pareja generan dudas y por otra parte confirman o proporcionan datos de las sospechas y temores que no necesariamente son reales.

Después de haber ahondado un poco más acerca de los celos, quiero hablarte acerca pensamientos erróneos que muchas veces tenemos en nuestras relaciones por estar experimentando celos.

El peor escenario y el más probable en los celos de pareja.

Es muy común que cuando experimentamos celos en pareja pensemos siempre en lo peor que podría pasar, construimos una certeza que no necesariamente existe. Convertimos una situación en algo real que probablemente es irreal.

A continuación, te daré algunos ejemplos:

Andrés le envió un mensaje a su novia y han pasado dos horas y aún no le contesta. Es un día laboral, por ende ella está en su trabajo; él empieza a tener pensamientos como: «salió antes de tiempo del trabajo y está con otro hombre», «no me contesta porque debe estar muy ocupada con su amante».

Marcela vió que su novio recibió un mensaje de una compañera del trabajo, inmediatamente empezó a tener los siguientes pensamientos: «no está en horario laboral, no sé para que le habla»,» deben tener mucha confianza para tenerse agregados en whatsapp», «seguro tiene algo con ella», «de razón le tiene clave al celular».

Diana estuvo un fin de semana en una finca con su familia, la señal de su teléfono no funcionaba muy bien; por esta razón tuvo poca comunicación con su novio. Cuando regresó, su novio la visitó y ella notó que su novio estaba algo bronceado, entonces empezó a pensar: «estuvo en piscina y es mentira que estuvo trabajando»,»estuvo solo, entonces aprovechó para salir sin que me diera cuenta»,»¿con qué mujeres habrá estado?».

Vemos en los anteriores ejemplos de celos en pareja, como estas personas de acuerdo a su situación, tuvieron pensamientos que quizá no eran verdaderos.

A continuación veremos los anteriores ejemplos ya no ubicados en el peor escenario, si no en el más probable o en el más real de acuerdo a cada situación.

Andrés tiene una relación sólida, su novia nunca le ha dado motivos para desconfiar de ella. Si él se ubicara en el escenario más probable, quizá tendría pensamientos como: «está ocupada en su trabajo por eso no me contesta»,»ella nunca se desaparece repentinamente, está realmente ocupada»,»Dos horas sin contestarme no es mucho tiempo».

Marcela no sabe lo que realmente escribió la compañera de trabajo a su novio. Su novio tiene a cargo a diferentes empleados, por lo tanto, es normal que muchas personas le escriban sobre cuestiones laborales. Si ella se ubicara en el escenario más probable pensaría: «nunca he visto que tenga demasiada confianza con ella», «otros compañeros también le han escrito otras veces a hacerle preguntas», «aún no sé que le escribió, no tendría porque anticiparme».

El novio de Diana trabaja todos los fines de semana, además de eso, nunca le ha dado motivos a Diana para que desconfíe de el. Si ella se ubicara en el escenario más probable tendría pensamientos como: «la que no tuve señal fui yo, no tengo por qué culparlo de que no hayamos hablado», «todos los fines de semana trabaja», «nunca me ha mentido».

Mis pensamientos y la realidad

Muchas personas sufrimos más por lo que pensamos, que por lo que realmente está sucediendo. Por ende, cuando estemos en situaciones en las que estemos experimentando celos, debemos deternos y pensar si realmente lo peor que pensamos es lo que realmente podría estar sucediendo. No es saludable pensar siempre en cosas negativas y menos cuando los demás nos han demostrado lo mejor de si mismos.

Es claro que no siempre el peor escenario o el más probable en el que nos ubicamos, es el que nos cubre en diferentes situaciones. Todos estamos expuestos a diferentes experiencias en nuestra vida, sean buenas o malas; lo más importante es saber que todos tenemos y podemos desarrollar diferentes herramientas que nos ayudan a hacerle frente a cualquier situación.

Te dejo algunos consejos que podrían ayudarte a controlar los celos en pareja.

Tareas inherentes en las parejas

Michelle Scheinkman, psicóloga, identificó tres tareas que deben tener las parejas y que son relevantes de acuerdo a los celos.

  1. La definición de los límites: en las relaciones de pareja se deben establecer límites, en los cuales ambos estén de acuerdo. Deben definir cuanta separación y cercanía están dispuestos a soportar, que cosas son privadas y que cosas se pueden compartir, cuanta influencia o interferencia pueden permitir de parte de los padres, la familia, los amigos, los hijos.
  2. Encontrar un balance entre la seguridad y la libertad: sabemos que todas las personas y parejas son diferentes y todas tienen un concepto diferente de la libertad que desean para si mismos y sus parejas. Mientras algunas parejas disfrutan de la distancia y les va muy bien viéndose los fines de semana, otros sufren cuando están separados una noche. Para mantener una relación a largo plazo es importante que las parejas hagan un balance entre la seguridad y la libertad.
  3. Enfrentar la incertidumbre y las fragilidades del amor: cuando estamos en una relación amorosa, debemos enfrentar el hecho de que podemos perder a la persona que amamos, al mismo tiempo debemos tener presente que podemos contar con la persona amada. Sabemos que no tenemos control sobre los sentimientos y acciones de otras personas, por ende debemos aceptar y entender muchos de los sentimientos que surgen en las relaciones. Debemos aprender a manejar las contradicciones que surgen en las relaciones de pareja.

Te  contamos que Progressus cuenta con personal capacitado para atender y ayudar a mejorar la calidad de vida de quienes lo necesitan;  para más información entra al link www.progressus.com.co, allí estaremos dispuestos a escucharte y acompañarte en el proceso de bienestar para tu salud mental.

Esperamos que este blog sea de gran ayuda y te agradecemos si lo compartes a quienes consideras que pueda servirle en su vida.

Si sientes que estás experimentando celos excesivos  y quieres contar con más herramientas para superarlo; te invitamos a pedir una cita con uno de nuestros profesionales expertos dando click en el siguiente botón.

Pide una cita

Fuentes:

  • http://revistas.unam.mx/index.php/repi/article/viewFile/15482/14714&a=bi&pagenumber=1&w=100
  • https://s3.amazonaws.com/academia.edu.documents/38263215/quitando_los_celos.pdf

 

Abrir chat
1
Bienvenido a Progressus, estas a un paso de lograr los cambios que siempre has querido ¿En que te podemos ayudar el día de hoy?