Cada vez más las mujeres en medio de una relación de pareja manifiestan disminución del deseo sexual, se acaba el sexo o se reduce significativamente, en este blog aprenderas lo que se debe hacer cuando el deseo en la mujer se acaba.

Elaborado por: Juliana García. Psicóloga interna de Progressus

La sexualidad es un tema un poco controversial que se ha venido transformando a través de los años. Hace algunas décadas hablar de sexo era un tabú, especialmente en el caso de las mujeres, quienes han venido en una fuerte lucha por cambiar la percepción que la sociedad les ha otorgado.

A través del esfuerzo por romper dichos paradigmas, nos hemos encontrado con muchos conceptos que se han incorporado en el inconsciente colectivo de la sociedad y que han ido en contra de la libertad sexual de la mujer; hemos visto que en muchos casos, a la mujer no se le ha permitido decidir sobre qué hacer con su cuerpo, entonces, podríamos concluir, que una de las razones por la que la mujer ha sido ajena a la sexualidad es porque la misma sociedad se ha encargado de alguna manera, de cosificar su cuerpo y establecer normas que han ido en contra de su voluntad.

A lo que quiero llegar de modo muy general, es a que culturalmente en tiempos pasados, la mujer no era tan abierta al disfrute sexual debido a diferentes creencias, como por ejemplo que “la sexualidad es solo para procrear”, “la mujer hace lo que el hombre diga”, “el sexo sólo dentro del matrimonio porque o si no está mal” y entre otras muchas creencias absurdas, manipuladas por el hombre con una dosis de doble moral, sin desconocer que la mujer también ha sido sometida o en otros casos permisiva.

Pero la idea de este blog no es centrarnos en la inhibición sexual de la mujer de hace algunos años porque por fortuna el pensamiento se ha podido transformar y la mujer es más consciente de su libertad, sin embargo, todavía encontramos que en muchos casos la mujer no tiene un disfrute pleno de la sexualidad.

Por lo anterior, quiero hacer referencia a que muchas mujeres suelen tener una vida sexual activa, pero no todas logran llegar a su punto máximo de excitación o no todas gozan de un buen apetito sexual y antes de hablar sobre las razones, quiero mencionar que la sexualidad es un aspecto importante que aporta grandes beneficios a nuestras vidas, ya que está estrechamente relacionada a los aspectos  sociales, emocionales y cognitivos.

¿Cuáles son las causas por las que hoy en día se ve disminución en el deseo sexual femenino?

Las causas por las que se ve la disminución del deseo sexual pueden ser muchas, una de ellas es verse afectada por factores externos, es decir, por tener malas experiencias. En algunos casos cuando se está experimentando por primera vez la sexualidad, no nos percatamos de conocer primero nuestro cuerpo ni de informarnos acerca de lo que se va a experimentar, entonces, a causa de nuestro desconocimiento las cosas pueden no cumplir con las expectativas y nos creamos una idea errada de la experiencia, aunque no solo suceden en esos casos, porque muchas veces lo volvemos a intentar y la idea puede cambiar.

Sin embargo, hay quienes han pasado por momentos vergonzosos o muy incomodos y optan por no volverlo a intentar. Entonces, también se ve afectado el aspecto psicológico, debido a que cuando nuestra mente percibe incomodidad, suele crear pensamientos recurrentes y mecanismos de defensa que nos alejan de vivir de nuevo esa experiencia, nos anticipa y nos hace pensar más allá de lo que puede pasar, entonces, el miedo nos frena y a la hora de intentar una nueva experiencia, la ansiedad nos entorpece y no nos permite disfrutar.

Por lo anterior, cabe aclarar que somos seres biopsicosociales, es decir, nuestro ser se ve afectado por aspectos biológicos, psicológicos y sociales y  estos tres están estrechamente relacionados, entonces entendemos que al haber una situación social en la cual hay unas respuestas emocionales y cognitivas (pensamientos) terminamos afectando nuestro aspecto biológico.

Por lo tanto, debemos comprender que una de las funciones de nuestro cuerpo es somatizar, en otras palabras, cuando algo en nuestra mente no se encuentra bien, nuestro cuerpo lo empieza a manifestar físicamente a través de diversos síntomas. Teniendo en cuenta el ejemplo que te mencioné anteriormente, al haber una mala experiencia sexual, hay una afectación tanto en nuestra percepción mental como sensitiva, entonces, es por esa razón que en muchos casos la mujer a pesar de que se esfuerza por volver a intentar, su cuerpo no responde de la manera que desea.

Con respecto a todo lo que he mencionado anteriormente, quiero aclarar que esto no aplica en todos los casos, pues hay otras condiciones que pueden influir en la ausencia de deseo sexual, como intervenciones quirúrgicas, desórdenes hormonales, trastornos mentales o patologías, condiciones físicas, consumo de alcohol o drogas, entre otros.

¿Cómo trabajar para mejorar mi deseo sexual y mis experiencias?

Es primordial que descartemos con un especialista si la causa de la falta de apetito sexual es por condiciones médicas u hormonales, siendo el caso, se debe iniciar el tratamiento pertinente.

Por otro lado, cuando se ha tratado de malas experiencias, como ya había dicho antes, uno de los aspectos afectados es el psicológico, por ende, lo más recomendable es asistir a terapia para empezar a trabajar en ello.

Muchas veces sabemos que algo está mal en nuestra sexualidad y  que no nos estamos sintiendo del todo conformes, pero no somos conscientes de cuál es la raíz de ese problema, entonces al asistir a terapia, el primer paso es descubrir que es lo que nos está causando esa inconformidad para empezar a trabajar en ello.

En otros casos, no nos permitimos sentir, nos avergonzamos de nosotros y no nos sentimos a gusto con nuestro cuerpo, entonces al haber esa inconformidad no nos entregamos plenamente, para esto, se debe trabajar en tu percepción, entender que la sexualidad hace parte de nuestra vida y que nos aporta cosas positivas.

Es importante que conozcas tu cuerpo, no te avergüences de estimularte, cuando te atreves a descubrir tus puntos más sensibles, te permites saber de qué manera disfrutas más y en el momento del coito con la compañía de tu pareja podrás experimentar aquello que has descubierto.

Sal de la rutina, cuando el coito se convierte en algo rutinario se pierde la diversión y para eso también existen muchas ayudas, así que te recomiendo que te des un paseo por un sex shop y pruebes distintas formas como juegos, trajes, actives tus sentidos y abras tu mente ya que a ella le gusta lo novedoso, así estimulas tu cerebro e incluso podrás descubrir nuevas sensaciones.

Espero que este blog haya sido divertido y productivo para ti, recuerda que en progressus estamos para ayudarte a mejorar tu calidad de vida, si este blog te parece interesante o sabes de alguien a quien le pueda interesar por favor compártelo.

¡Hasta una próxima ocasión!

Te  contamos que progressus cuenta con personal capacitado para atender y ayudar a mejorar la calidad de vida de quienes lo necesitan y sus habilidades sociales;  para más información entra al link www.progressus.com.co, allí estaremos dispuestos a escucharte y acompañarte en el proceso de bienestar para tu salud mental.

Esperamos que este blog sea de gran ayuda y te agradecemos si lo compartes a quienes consideras que pueda servirle en su vida.

Si sientes que tu deseo sexual o el de tu pareja ha disminuido y que quieres mejorar, te invitamos a pedir una cita con uno de nuestros profesionales expertos dando click en el siguiente botón.

Pide una cita

Fuentes:

  • https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/ginecologicas/disfuncion-sexual-femenina.html
  • http://mgyf.org/wp-content/uploads/2017/revistas_antes/V1N2/V1N2_71_78.pdf
Abrir chat
1
Bienvenido a Progressus, estas a un paso de lograr los cambios que siempre has querido ¿En que te podemos ayudar el día de hoy?