Hoy el tema protagonista de nuestro post, son aquellas relaciones de pareja en las que, a pesar de dominar los conflictos e inconformidades, demoran en llegar a su fin debido a un fuerte y usual problema: la dependencia.

Elaborado por Juliana Garcia Rueda. 

La dependencia es un sentimiento de necesidad hacia algo o alguien, y en el mundo podemos encontrarnos con individuos dependientes a diferentes cosas o personas, ya sea  por economía, por amor, por compañía u otras razones.

Desde niños crecemos siendo dependientes de nuestros padres, es difícil valernos por nosotros solos, ya que no contamos con las condiciones ni las herramientas necesarias para ser independientes, sin embargo, a medida que vamos creciendo vamos adquiriendo cierta libertad e independencia y adoptamos habilidades que nos ayudan a resolver situaciones sin necesitar la ayuda de alguien.

La dependencia emocional.

La dependencia va arraigada a la costumbre, pues, cuando estamos en una relación solemos familiarizarnos mucho con esa persona, pasar gran parte del tiempo juntos, crear algunos hábitos y tomar una rutina con la cual adoptamos un estilo de vida al cual nos acostumbramos.

Como seres humanos estamos condicionados a ser seres sociales por naturaleza, es decir, que es normal que sintamos cierta necesidad por interactuar entre nosotros, buscar afecto y compañía. Pero, como todo en la vida, hay ciertos límites establecidos para no llegar al exceso ni perder el control.

Por lo anterior, es normal que se sienta temor el pensar en separarse de un ser querido, extrañar a alguien cuando se va por un tiempo, cuando se termina una relación o cuando una persona muere, pero como ya te había dicho, todo tiene su límite.

Cuando nos separamos de alguien sea cual sea la razón, es necesario pasar por un duelo y un proceso de adaptación, pero hay quienes no se sienten capaz de dar ciertos pasos, sienten una gran dependencia y suelen sufrir mucho por la separación.

¿Cuándo la dependencia no es sana?

En un comienzo te comentaba que nuestro primer vínculo afectivo y dependencia es con nuestra familia, y de allí adquirimos habilidades y herramientas que al pasar el tiempo nos ayudan a desenvolvernos en la adultez. Por tal motivo, cuando un niño crece con falencias e inseguridades, carece de estrategias para desenvolverse sanamente en una relación amorosa.

Por lo tanto, reitero que sentir dependencia es un estado normal del hombre, pero cuando la dependencia emocional y afectiva excede los límites y genera problemas en la persona y a quienes lo rodean, se requiere ser consciente que esto nos es sano para la estabilidad mental de una persona.

 

¿Cómo saber si tengo un problema de dependencia emocional?

Extrañar a tu pareja o querer compartir con ella es algo que usualmente pasa, pero cuando esa necesidad empieza a generar en ti malestar, ansiedad y constante inconformidad, quiere decir que se está iniciando un problema, como por ejemplo no soportar estar mucho tiempo lejos de él/ella o que te afecte demasiado no tener su atención incluso estando juntos en el mismo espacio.

Otro comportamiento usual en esta problemática, es sentir constantemente un miedo intenso de separarte o perder a esa persona, ya sea porque estando bien sientes ese temor o si al tener una discusión te preocupa mucho el pensar que eso los lleve al fin de la relación.

Además, otro de los indicadores, es pensar demasiado en el dolor o sufrimiento que podrías tener al momento de darle fin a la relación y considerar que será casi imposible para ti superar ese duelo, llegando al punto de hacer muchas cosas sin importar lo que sea, para que esa persona no se vaya de tu lado.

 Por otro lado, una consecuencia que trae la dependencia emocional, es que a raíz de no querer perder a esa persona dejas de ser tú, haces lo que sea por complacer y tener contenta a tu pareja, aunque requiera hacer cosas que no son por completo de tu gusto y le faltes a tus principios.

¿Cómo disminuir esa dependencia?

El primer paso para realizar cambios en nuestra vida es el reconocimiento y la aceptación, es importante que reconozcas que estas teniendo problemas de dependencia y que esto, más allá de sentir amor, es un problema que seguramente has venido cargando desde tiempo atrás.

Después de entender que tu sufrimiento es debido al desarrollo de relaciones inseguras que a lo largo de tu vida se han presentado, vas a poder empezar a identificar los aspectos en los que debes trabajar.

Podrás superar cualquier pérdida.

Un gran paso para dejar de ser dependiente emocional, es aprender a cerrar ciclos y aceptar que muchas personas en nuestra vida son transitorias. Puede que por naturaleza seamos dependientes por ser seres sociales, pero nadie es indispensable en nuestra vida, a excepción de algunas personas en condiciones de discapacidad que requieren de otra persona para su supervivencia.

Si crees que no serás capaz de cambiar esta mentalidad, quiero que sepas que las personas contamos con unas grandiosas capacidades, somos adaptables y podemos cambiar y transformar nuestros pensamientos, siempre y cuando así lo deseemos.

Disfruta de espacios en soledad.

Aprende a disfrutar los momentos en los que te encuentras solo, para esto, debes tratar de enfocar tu mente en cosas que sean distintas a tu pareja. Puedes escoger un hobby, ver una película, escuchar música, leer o salir a caminar, lo importante es que centres tu atención a lo que haces y así tu mente no estará extrañando ni pidiéndote compulsivamente que estés cerca de tu pareja.

Fortalece tu personalidad.

No olvides ser siempre tú, es importante que siempre hagas lo que te nace, si has venido cambiando hábitos o costumbres por hacer sentir a gusto a tu pareja, pero sientes que lo que has hecho no es lo que en realidad te hace feliz, es momento de que aclares tus gustos y prioridades y se las hagas conocer a tu pareja.

Comparte con otras personas.

Una de las consecuencias de la dependencia emocional es distanciarse de los amigos e incluso la familia, recuerda que muchos de ellos son nuestras redes de apoyo. Trata de tomar espacios para pasarlos con estas personas, además, dale también el espacio a tu pareja para que comparta con los suyos, eso ayudara a que los encuentros entre ustedes sean más ameno.

Finalmente, la más importante recomendación, es que acudas a apoyo profesional si es  necesario, recuerda que no está mal reconocer que hay situaciones que sentimos que se salen de nuestras manos pero que nunca es tarde para trabajar en nosotros y adquirir mejores hábitos de vida.

Te  contamos que Progressus cuenta con personal capacitado para atender y ayudar a mejorar la calidad de vida de quienes lo necesitan;  para más información entra al link www.progressus.com.co, allí estaremos dispuestos a escucharte y acompañarte en el proceso de bienestar para tu salud mental.

Esperamos que este blog sea de gran ayuda y te agradecemos si lo compartes a quienes consideras que pueda servirle en su vida.

Si sientes que estás llevando la carga de los conflictos con tu pareja o con las personas que te rodean y quieres contar con más herramientas para superarlo; te invitamos a pedir una cita con uno de nuestros profesionales expertos dando click en el siguiente botón.

Pide una cita.

Referencias: 

  • http://www.nicolasmorenopsicologo.com/psicologos-granada/claves-para-superar-la-dependencia-emocional-a-la-pareja/
Abrir chat
1
Bienvenido a Progressus, estas a un paso de lograr los cambios que siempre has querido ¿En que te podemos ayudar el día de hoy?