¿Te has puesto a pensar si las relaciones amorosas que has tenido en tu vida, han sido acorde a tus expectativas y a lo que quieres para ti? O Te has preguntado alguna vez ¿cuál es la manera de dar con la persona indicada para formar una relación?

Hoy hablaremos acerca de las relaciones amorosas y nos queremos enfocar en cómo podemos trabajar en nosotros mismos para llegar a la persona indicada para tener una sana relación.

Pero antes de trabajar en algo, debemos identificar en que estamos fallando para así mismo empezar a cambiar y mejorar eso que no nos está llevando a donde queremos.

¿De quién es el error?

Lo primero que hacemos cuando tenemos una decepción amorosa es pensar en contra de la otra persona, atribuirle la culpa, sentirnos ofendidos y pensar más en sus errores que en los nuestros.

Construir una relación estable es algo que se le dificulta más a unas personas que a otras, si bien, todo tipo de relación a la que se quiera  llegar con otra persona, viene acompañada de posibles desacuerdos, debates y de más.

Muchas personas se quejan porque han tenido que vivir relaciones difíciles, porque han sentido que les han pagado mal, que son un fracaso en el amor o que simplemente los demás no le valoran.

Queremos aclarar que una infidelidad o una falla que va en contra de nuestra integridad jamás tendrán una justificación valida, sin embargo, muchas veces, las personas cometen estos errores en contra nuestra porque nosotros mismos les hemos permitido o porque no nos percatamos de conocer bien a la persona.

Cuando terminamos una relación, muy pocas veces nos preguntamos que hicimos para que las cosas llegaran a tal punto, aquí te daremos algunas posibles razones.

No tener claras nuestras expectativas.

Cuando no tenemos claro lo que queremos y esperamos encontrar en nuestra pareja, es posible no sentirnos completamente a gusto con lo que vamos conociendo.

Está bien que toleremos y aceptemos que nuestra pareja no debe ser tal cual como nosotros queremos, pero uno de los errores más usuales que  cometemos, es iniciar una relación con una persona que hace cosas contrarias a lo que esperamos en alguien.

Debemos tener claro qué es lo que queremos y de qué manera queremos que atribuya a nuestra vida. Es decir, si tú deseas una pareja con la que esperas aventurar, viajar y salir a fiestas porque eso es lo que a ti te gusta, sabrás que una persona que habitualmente prefiere dormir, no le gusta bailar y no tiene dichas metas, no será la persona indicada.

Sin embargo, erramos porque no nos tomamos el tiempo de conocer a las personas y además, no somos claros con lo que deseamos. Entrar en una relación solo por querer compañía, sin fijarnos si la personalidad y las metas de la otra persona van o no acorde con nosotros es el camino a una relación infeliz.

Por tal motivo, recuerda antes de involucrarte con alguien, tomarte el tiempo de conocer sus gustos, sus proyectos y expectativas y descubrir si te sentirás verdaderamente a gusto con lo que la persona te ofrece.

Además, recuerda que al comienzo las personas suelen mostrar solo lo bueno o lo que creen que queremos ver, pero esa cascara no dura por mucho tiempo, ten paciencia y no te involucres hasta no saber si estarás a gusto con el estilo de vida que lleva la otra persona.

No esperes más de lo que sabes que la otra persona te puede dar.

Sal de ese círculo vicioso.

Si ya has descubierto que tus relaciones son fallidas debido a tus malas elecciones, sabrás que deberás dejar de frecuentar a las personas de dicho estilo.

Revisa cuales son las cosas que no te han gustado de tus anteriores parejas o que es lo que no quisieras encontrar, amplia tu círculo social e identifica los lugares en los que podrías conocer a personas acorde a tus gustos y personalidad.

Por ejemplo: si te gustan las personas con las que quisieras aprender, discutir sobre libros y hacer críticas acerca de películas o actividades de este tipo, probablemente tendrás que frecuentar sitios como museos, bibliotecas o espacios culturales.

No fuerces ni le exijas a una persona como ser.

Otro error frecuente que solemos cometer, es que estando en una relación pretendemos cambiar a nuestra pareja, pues, precisamente por esta razón es importante tener claras las expectativas; si tú te tomas el tiempo de conocer a la persona y aseguras sentirte bien con lo que te ofrece, probablemente no sentirás la intención de cambiarla.

En algunos escenarios se ha escuchado la frase “no es cambiar, es mejorar”, sabrás que al estar en una relación solemos cambiar algunas cosas de nuestra rutina e incluso de nuestra personalidad, pero con la finalidad de aportar beneficios.

Sin embargo, en algunos casos, las parejas cometen el error de pedirse que hagan cosas que posiblemente van en contra de sus principios, además, de que otros simplemente cambian o dejan de ser lo que han venido haciendo por solo satisfacer a la otra persona.

Un ejemplo claro de esto es cuando uno es alguien que se caracteriza por ser social, abierto a conocer personas y amable, pero su pareja empieza a disgustarse con ese comportamiento porque le produce celos, entonces empieza a exigirle que cambie eso porque puede dar pie a que otra persona le coquetee. 

Reitero, una relación es una construcción que conlleva el ser más consciente de nuestros actos y el pensar empáticamente en la pareja, es un compromiso y por tal motivo, se debe tomar un tiempo prudente para conocerse y asegurarse de que la persona con la que se está si es alguien con quien se encontrara afinidad.

Finalmente, queremos que después de haber leído esto, te vayas con la idea de que muchas de nuestras relaciones fallidas se dan porque no tenemos claro lo que esperamos de la otra persona o porque nos creamos altas y falsas expectativas.

No te apresures, déjate a conocer tal y cual eres, sin pretensiones  y también permite a la persona que vas a conocer abrirse con confianza, así entonces, sabrás si continuar será algo con lo que te sentirás a gusto o si por el contrario posiblemente habrá muchos desacuerdos y en este caso debe primar la tranquilidad.

Te contamos que Progressus cuenta con personal capacitado para atender y ayudar a mejorar la calidad de vida de quienes lo necesitan; para más información entra al link www.progressus.com.co  allí estaremos dispuestos a escucharte y acompañarte en el proceso de bienestar para tu salud mental.

Esperamos que este blog sea de gran ayuda y te agradecemos si lo compartes a quienes consideras que pueda servirle en su vida.

Si sientes que te cuesta relacionarte con las personas o tienes dificultades en cuestiones amorosas y requieres de ayuda profesional, busca tu cita en el siguiente link:

Pide una cita.

fuentes: 
  • https://www.enpareja.com/romance/Por-que-mis-relaciones-de-pareja-no-funcionan-20190124-0010.html
  • https://www.hacerfamilia.com/pareja/relaciones-sentimentales-dificiles-descubre-razones-20180517151213.html
Abrir chat
1
Bienvenido a Progressus, estas a un paso de lograr los cambios que siempre has querido ¿En que te podemos ayudar el día de hoy?