Siempre pensamos que el amor y el deseo son parte del mismo idilio conyugal, al principio de la relación se siente tan intensamente que pensamos que será para siempre, con el tiempo y poco a poco nos damos cuenta que la frecuencia con que se sostenían las relaciones sexuales diminuye e incluso el deseo sexual, lo cual cuando no se maneja correctamente, puede desencadenar dificultades en la relación de pareja, a continuación daremos algunas recomendaciones para identificar la dificultad pero sobretodo para trabajar en ella.

¿Que es lo normal?

Muchas parejas siempre tienen la duda sobre cuantas deben ser entonces las relaciones semanales o mensuales que deben tener para estar en el rango de «normalidad» sienten que hay un número que les va a permitir la satisfacción, esos conceptos son equivocados, no existe un parámetro estándar, la medida de la satisfacción siempre será individual, por ende es la misma pareja que deberá evaluar cuando o bajo que circunstancias no se ha sentido satisfecho en el ámbito sexual.

¿Cuando entonces tenemos una dificultad con el deseo?

Muchas veces la primera queja que se realiza en consulta de terapia de pareja es la disminución de la frecuencia sexual, la cual se compara con el inicio de la relación, muchas veces la frecuencia se vuelve el medidor de la satisfacción marital, esta aunque puede ser parte de las situaciones no es la única razón por la que se presenta una dificultad con el deseo, en términos generales podríamos identificar las siguientes situaciones en relación a la perdida del deseo sexual:

  • Pocas o ninguna fantasía sexual hacia la pareja o incluso de forma genérica con otra persona
  • Evasión para los momentos de intimidad
  • Constantes excusas o justificaciones sobre el por que no se tiene sexo
  • Perdida de la iniciativa para los encuentros sexuales
  • Disminución significativa de los encuentros sexuales, en relación a los últimos 6 meses
  • Menor actividad masturbatoria

Causas de la perdida del deseo sexual

Esta situación es mutifactorial y se debe analizar con detalle, pues sus orígenes pueden ser orgánicos, psicológicos o situacionales, estos últimos, se encuentran cada vez con más frecuencia que antes.

Dentro de los orgánicos tenemos:

  • Tratamientos con medicamenteos
  • Alteraciones hormonales y problemas neuroendocrinos
  • Enfermedades metabolicas
  • Enfermedades crónicas

En los psicológicos pueden estar:

  • Dificultades en la convivencia con la pareja
  • Peleas frecuentes
  • Otras disfunciones sexuales como anorgasmia, vaginismo, disfunción erectil
  • Ansiedad
  • Estres
  • Depresión
  • Monotonía sexual
  • Poca autoestima
  • Inseguridad con el cuerpo
  • Disminución de la atracción física por la pareja
  • Creencias equivocadas sobre el sexo (Ideas basadas en la pornografía, los comentarios de pares, etc)

De los situacionales podemos nombrar:

  • Exceso de trabajo
  • Exceso de ejercicio
  • Mala alimentación
  • Rutinas que no favorecen la intimidad
  • Pocas horas de sueño
  • Entornos que dificultan el contacto privado (Vivir con la suegra, familia, etc)
  • El colecho (Dormir en la misma cama con los hijos)

¿Como se puede mejorar?

No existen formulas mágicas para mejorar la disminución del deseo sexual, pues como se puede apreciar en el apartado anterior sus causas pueden ser múltiples, por ende se debe atacar desde diferentes frentes, en primera instancia es necesario descartar la opción médica, por ello una valoración con un profesional de la salud sería el primer paso, después de ello se deben valorar las causas situacionales, grandes cargas de trabajo y pocas horas de sueño hacen imposible que fluya el deseo sexual, sacar el tiempo para estos espacios puede ser una solución más rápida, revisar aspectos como la mala alimentación o el exceso de actividades físicas también puede ayudar a reservar mejores condiciones físicas para los encuentros.

Las condiciones psicológicas son más complejas y requieren varios pasos:

  1. Ampliar los canales de comunicación, hablar sobre lo que pasa es el primer paso, dialogar sin criticar o reclamar puede ayudar a despejar dudas y a revisar que le pasa a la pareja
  2. Tener el sexo en la mente, es un punto básico e importante, usualmente se cree que el sexo es algo natural y espontáneo, esta idea es falsa y causa mucho daño, el sexo debe estar en la agenda, sobretodo en una relación de largo plazo, se debe calcular, planear y propiciar. Las fantasías sexuales no deben ser solo durante el coito, se deben tener permanentemente incluso así no se de una relación sexual.
  3. Revisar las creencias que cada uno tiene sobre el sexo, en muchas ocasiones revelar este tipo de cosas, para la pareja permite entender lo que cada uno tiene en la cabeza y es el primer paso para racionalizar y modificar ideas equivocadas.
  4. Relajarse, este tipo de situaciones producen ansiedad en el otro, es por eso importante que se disminuyan las expectativas sobre los encuentros, así cuando ocurran serán grandiosos y no habrán decepciones.
  5. Sentirse sexy y atractivo, no importa como luzcas, sentirse bien es el arma más poderosa que tienes como estrategia de seducción, una actitud segura es muy cautivadora.
  6. Intentar usar otras experiencias, momentos o ayudas para los encuentros, preguntar a su pareja sobre cosas que le gustan, ideas, opciones que permitan complacer al otro y ayudarle a focalizar.
  7. Ser creativos, se debe tener la mente abierta a explorar en pareja nuevas vivencias que permitan re-encontrase con esa persona con la que ya llevan un tiempo, generar misterio respecto al otro, así se conozcan desde hace mucho tiempo permite que se revivan esas pulsiones básicas que se generaron al principio de la relación.

En muchas ocasiones la pareja puede necesitar ayuda profesional, eso no esta mal, no significa que tengan un problema, es simplemente una opción para fortalecer y restaurar su relación de pareja y simplificar los procesos, si tiene dudas sobre como va su relación, haga un diagnostico de su relación de pareja usando nuestro test gratuito:

Hacer Test

Abrir chat
1
Bienvenido a Progressus, estas a un paso de lograr los cambios que siempre has querido ¿En que te podemos ayudar el día de hoy?