La definición de la orientación sexual, generalmente se realiza en la adolescencia, sin embargo no siempre ocurre con esa misma exactitud. Este proceso que para un heterosexual ocurre con completa normalidad, no es igual para quien se define como homosexual, pues debe sortear con todo tipo de restricciones, rechazos, prohibiciones y estereotipos sociales que esto conlleva.

Pero si además de lo anterior se suma que la misma persona tenga dudas sobre su «verdadera» orientación sexual, es lo que hace de la ecuación algo mucho más complejo de manejar. ¿seré homosexual? ¿Acaso bisexual? o de verdad soy heterosexual, si estas preguntas empiezan a rondar en la cabeza de quien se las formula es por que efectivamente hay elementos que han surgido en diferentes momentos que hacen dudar de la «real» condición sexual.

No existe una formula mágica para determinar o ayudarle a alguien a encontrar su condición sexual y nadie debe imponersela ya que es una decisión individual y solo usted puede saber lo que quiere, lo que le gusta o lo que no, sin embargo hay varios aspectos que se deben tener en cuenta para que el individuo que esta teniendo estas duda pueda encontrar la solución:

1) ¿Ha tenido relaciones sexuales, juegos eróticos, acercamientos sentimentales o afectivos con personas del mismo sexo? 

Si su respuesta es positiva deberá tener en cuenta, que durante la niñez este tipo de acercamientos son absolutamente normales y hacen parte de una fase exploratoria que todos los niños hacen, si por el contrario la situación ocurre en la adolescencia hay más probabilidades que se haya llevado a cabo por un deseo genuino hacia alguien del mismo sexo. También es importante considerar que a veces los adolescentes hacen cosas por presión social o por «moda» siendo estos factores la motivación principal para tener la interacción sexual o erótica con alguien del mismo sexo, en algunas ocasiones este interés también algunas personas lo experimentan después de algún o algunos fracasos amorosos en sus relaciones heterosexuales, por ello es importante ser sincero con usted mismo e identificar la razón principal que lo motivo a tener este tipo de contacto.

2) ¿Tiene fantasías masturbatorias con personas del mismo sexo?

La masturbación es un acto normal de cualquier ser humano y es una vía de auto-expresión sexual y auto-conocimiento muy sana y ampliamente practicada. El acto masturbatorio requiere una excitación que puede provenir de una fuente externa como pueden ser películas pornográficas, la propia pareja u otra, o una fuente interna que son las fantasías del sujeto y que pueden ser variadas e infinitas; si en las fuentes externas o internas para realizar la mastrubación se recurre a personas, situaciones o lugares relacionados con personas del mismo sexo como fuente exclusiva de excitación y parte importante para tener un orgasmo, debe usted analizar la frecuencia con que lo realiza y sobretodo la satisfacción que le genera versus por ejemplo las fantasías sexuales heterosexuales; usted debe también considerar que no todo es blanco y negro, existe también la bisexualidad que son personas quienes sienten deseo sexual y afectivo por personas del mismo sexo y del contrario, está condición no es un mito, es real, pero muchas veces está rodeada de más tabús y mitos que la misma homosexualidad.

3) ¿Usted se ha enamorado de alguien del mismo sexo o ha establecido una relación sentimental con está pareja a corto, mediano o largo plazo?

Si usted ha estado enamorado y estrechamente ligado afectivamente con alguien del mismo sexo, es un indicio más fuerte de sus inclinaciones, y si dichas relaciones han superado en intensidad y tiempo las relaciones de pareja heterosexuales, podría ser también un indicador de sus verdaderas preferencias, tenga en cuenta que enamorarse y establecer una relación de pareja es algo que sucede solo cuando hay un verdadero gusto por el compartir con alguien y esa inexplicable sensación de deseo, «mariposas en el estomago» etc, que se relacionan normalmente con el amor.

Este es quizás uno de los indicadores más fuertes para determinar su orientación sexual.

Aunque tener clara la preferencia sexual parece algo fácil y obvio, como proceso humano de desarrollo de la identidad, y que normalmente ocurre en la adolescencia, encontramos que muchas veces por prejuicio social, por aspectos religiosos, morales, familiares y sociales se empieza a sentir las tendencias homosexuales o bisexuales reprimidas y se trata de «negar» los verdaderos sentimientos y deseos, la decisión clara sobre su orientación sexual es un aspecto muy intimo e importante que debe anteponerse a cualquier obstáculo, pues su felicidad depende de ella y la exploración y plenitud de su expresión sexual también.

No obstante si usted siente que le ha sido difícil definir su inclinación sexual, informar a su familia sobre esto o simplemente requiere ayuda para desarrollar estrategias de afrontamiento para manifestarse abiertamente; la asesoría psicológica será su gran aliada para lograr quitarse ese peso de encima, tenga en cuenta que en estos casos el psicólogo no intentara hacer una terapia para volverlo heterosexual pues este procedimiento no existe y quienes lo practican cometen una falta grave castigada por el colegio de psicólogos Colombiano ya que incumple el código deontologíco. El psicólogo en este caso será una guía para ayudarlo a esclarecer su mente, pero será siempre usted quien decidirá lo que quiere ser. De click en el botón para obtener una cita y encuentre la solución que tanto ha estado buscando.

Abrir chat
1
Bienvenido a Progressus, estas a un paso de lograr los cambios que siempre has querido ¿En que te podemos ayudar el día de hoy?