La autoestima es uno de las temas de los que más se habla cotidianamente, la encontramos a diario en los libros de superación personal, en las revistas, en la televisión, pero realmente sabemos que es?

Probablemente usted crea que la autoestima es arreglarse todos los días muy bien o ahorrar para pagarse una costosa cirugía plástica, o quizás endeudarse para comprar ese carro de ensueño que todos desean pero que nadie puede obtener, bueno si usted piensa esto, está muy lejos de entender el concepto, pero no se preocupe es muy popular asumir que el autoestima está relacionado con los objetivos o aspectos externos que adquirimos para nosotros mismos, por que «nos amamos mucho» pero no se preocupe, siempre el primer paso para empezar a trabajar en una mejora es empezar a adquirir consciencia de la verdad.

La autoestima como su nombre lo indica es el cariño, amor y aprecio que cada uno debe tenerse, ese que es único e individual y que no esta derivado de lo que los otros manifiesten hacia usted, aunque es cierto que como seres sociales que somos nos influye enormemente la forma en como el medio se relacione con nosotros, es importante tener en cuenta que en cierto punto debe salir una «cierta fuerza» de nuestro interior que nos permite realmente tomar distancia de lo que los demás esperan de nosotros para de verdad entender que lo que nos hará felices será lo que nosotros pensemos de nosotros mismos, muchas veces esas voces se callan y se privilegia la opinión y el deseo del otro, sobretodo por que muchas veces ni siquiera las mismas personas saben lo que quieren, ese es el primer aspecto que hay que pensar cuando se habla de autoestima, muchas veces eso que usted tanto quiere ni siquiera usted lo quiere, solo lo desea por que otro más lo desea, piense en las modas, usted puede pensar que un pantalón de bota campana es un adefesio horrible de los años 70, pero si empieza a observar a sus compañeras de trabajo con pantalones bota campana, a las presentadoras de la sección light del noticiero con bota campana, a su jefe, a su hermana con bota campana, de repente cuando usted pasa por la vitrina de un almacén y ve aquel pantalón bota campana que usted alguna vez llamo adefesio, lo encuentra en está oportunidad llamativo, deseable y simplemente lo compra.

Aunque el ejemplo parezca tonto esa misma situación se puede replicar en muchos aspectos de su vida, con sus relaciones de pareja, con el carro que se compra, con los sitios donde viaja, con la gente que se relaciona, y al final usted simplemente actúa con el deseo del otro. Muchos pacientes en consulta me preguntan, «No se por que sigo en está relación, me hace daño, es una persona con la que no veo ningún futuro, no soy feliz a su lado» pero siguen en esa relación y no se atreven a terminar, viven el «sueño» de otros, piensan que nunca podrán encontrar a alguien más que los ame igual o simplemente le temen a la soledad, a esa que los obliga a encontrarse cara a cara con usted mismo, que lo obliga a decidirse y a entender realmente que es lo que usted quiere, muchos prefieren entonces seguir «acallando» la voz interior que les muestra la insatisfacción con la que han llevado sus vidas, para sufrir en silencio el malestar de no amarse a si mismo y esperar que esa falta de amor hacia usted mismo sea suplida por el amor que los demás puedan ofrecerle a usted, lamentablemente eso nunca sucede, a usted lo podrían amar mucho, pero si usted no se quiere, siempre le acompañara ese sentimiento, ese del que aunque usted aún no ha hecho consciencia le persigue por doquier.

Quizás usted piense que esa cirugía plástica que usted tanto sueña podrá finalmente ayudarle a encontrar el amor o la aceptación de los demás, lo cual le hará sentirse feliz consigo mismo, y quizás falsamente usted lo puede sentir, pero la noticia es que usted no necesita nada del exterior para conseguirlo, ni ese carro que todos desean, ni el viaje al sitio paradisiaco que quiere hacer para descrestarlos a todos, ni nada de eso, el interior de las personas no se publica en Facebook, ni se le puede hacer filtros en Instagram, es más no necesita ser mostrado a nadie sino sentido por usted mismo, el viaje hacia el interior requiere muchos pasos, a continuación le número algunos que podrían serle de utilidad:

Identifique realmente que es lo que a usted le gusta
Acuérdese de las cosas que le hacían feliz cuando estaba en el colegio o en la Universidad
Recapacite sobre la gente que la rodea y piense si realmente la hace feliz
Numere los pros y los contras de su relación actual
Analice (Sinceramente) si las últimas 3 cosas (bienes materiales tangibles o intangibles) que adquirió en el último mes, le hicieron feliz por si mismas o por la reacción que despertó en los demás y la sensación que usted obtuvo al ver lo que los demás decían, pensaban o actuaban cuando le vieron poseer dichos «bienes

El primer paso es hacer consciencia, después viene un largo proceso de modificación y cambio en el que usted renuncia a la falsa felicidad que le otorgaba adormecer su verdadero sentimiento por la luz y el brillo de las cosas y personas que desde el exterior le suplían sus necesidades de afecto.

Si usted considera que debe mejorar su autoestima y que no ha logrado por ningún medio tener una mejor relación con usted mismo, lo cual se ha reflejado en sus relaciones de pareja, en su trabajo e incluso con sus amigos, quizás sea necesario consultar ayuda profesional y hacer un trabajo individual de Psicoterapia para empezar a trabajar en el problema, de click en el botón para obtener una cita y encuentre la solución que tanto ha estado buscando.

Abrir chat
1
Bienvenido a Progressus, estas a un paso de lograr los cambios que siempre has querido ¿En que te podemos ayudar el día de hoy?