Elaborado por: Marianna Pinzón, psicóloga interna de Progressus.

 

En este blog hablaremos del bienestar laboral, hemos creado este concepto de la suma de el bienestar emocional y el clima laboral. Queremos mostrar cómo el bienestar emocional incide directamente en el clima laboral de cualquier lugar de trabajo, también te daremos pautas para poder mejorar el clima laboral.

 

El Bienestar emocional es un concepto amplio, que tiene que ver con la experiencia subjetiva de sentirse bien, en armonía y con tranquilidad. Todos aspiramos a sentirnos a gusto con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea, buscamos ese sentimiento de equilibrio y de felicidad. Este bienestar emocional no es fácil de adquirir, requiere de un trabajo individual profundo, de mucha auto-conciencia y deseo de adquirirlo.

 

Este tipo de bienestar debe ser trabajado, debe ser buscado activamente y se debe hacer todo lo posible por sostener en el tiempo, claro está que con el tiempo se puede actualizar y puede llegar a ser sostenible en el tiempo, independientemente de las circunstancias que traiga la vida, las cuales muchas veces tambalean este bienestar, por lo cual debemos estar dispuestos a recuperarlo lo antes posible y no dejar que nos afecte más allá de lo considerado normal.

 

Si nunca lo habías pensado, la palabra bienestar se deriva de estar bien, es un estado donde se está bien, y claro las emociones, lo emocional incide en este estado.

 

Te daré acciones útiles que puedes y debes realizar si quieres comenzar a lograr tu bienestar emocional:

Dormir bien:  Ayuda a restaurar mente y cuerpo. Se recomienda tener los mismos hábitos y rutinas para dormir. 

-Refrescarse y descansar:  Experimenta momentos de descanso durante el día, por ejemplo mirando las nubes u observando un paisaje y dejarse llevar. Que la mente vuele tranquila. Soñar despiertos. 

-Compartir intereses:  Pasar tiempo con personas que tengan tus mismos intereses, comunicarse, escuchar y participar. Esto ayuda a crear un sentimiento de pertenencia.

-Disfrutar: Darse tiempo para expresar espontaneidad, como la de un niño. Incentivar momentos de creatividad, asombro y curiosidad. Acariciar a la mascota, compartir un juego con los hijos, bailar y sentirse libre.

-Vivir el presente: Estar consciente de cada instante, participar del momento al máximo. Ser consciente de los aromas, colores, texturas y sensaciones. Sentir el calor del sol al rozar la piel, las caricias y el aroma de las burbujas de jabón al lavarse las manos.

-Involucrarse con otros: Cultivar las relaciones, estar atento de la necesidades de lo que queremos, apoyar, compartir, hacerse presente cuando lo necesiten.

-Pedir y aceptar ayuda: Ser lo suficientemente humilde para pedir y aceptar ayuda cuando sea necesaria. Puede ser tan sencillo como pedir un abrazo, llamar a un amigo para que cuide a los niños cuando se tenga una cita médica, o acudir a un terapeuta en el área que quieres mejorar.

-Realizar actos de generosidad: Dar las gracias a esa persona a quien se tiene que agradecer; una sonrisa acogedora a quien está triste; un abrazo cálido a quien está asustado; ser voluntario. Nada es pequeño al expresar amor.

-Liberar estrés: Hacer ejercicio, disfrutar de la naturaleza, bailar, cantar, reír a carcajadas. Elegir las actividades que sean del gusto personal y realizarlas a diario.

-Cuidarse, amarse: Tu eres tu prioridad, cuidate en todos los aspectos: cuerpo, mente y alma.

 

Ahora, piensa…

 

¿Si practicaras todos estos hábitos en tu vida diaria como crees que sería tu actitud en tu trabajo?

Trabajar es una obligación para la mayoría de las personas, es inevitable que nuestra vida no gire alrededor de nuestra empresa o emprendimiento, pasamos casi que más tiempo en el trabajo que con nuestra propia familia, sabiendo esto… debe ser otra obligación tener un clima laboral al menos ameno. Debemos esforzarnos constantemente por lograr que el clima laboral del lugar de nuestro trabajo nos brinde positivismo. 

Como dicen de forma cliché, debemos cambiar nosotros, para que las cosas alrededor cambien. Es casi evidente que si las personas de un mismo espacio laboral comienzan a trabajar en su bienestar emocional este espacio laboral comienza  cambiar de clima inmediatamente.

 

Que hace un buen clima laboral:

-Los buenos vínculos entre los colaboradores, trabajo en equipo.

– Evita los favoritismos

-No atacar otras opiniones y no estar a la defensiva

-La buena comunicación, escucha a los demás, esto genera innovacion

-Tener metas comunes

-Cuidar el ambiente físico

-Reconoce, felicita!

La suma de todo esto es lo que hemos llamado bienestar laboral, donde el bienestar emocional y el clima laboral interceden. Si trabajamos nuestro bienestar emocional individualmente o mejor aún si el área de recursos humanos de la empresa donde laboramos implementa talleres, cursos y espacios para poder trabajar en ello esto se verá directamente reflejado en el clima laboral, lo cual no solo tendrá beneficios a quienes trabajamos ahí sino también en los rendimientos de la empresa.

Te  contamos que Progressus cuenta con personal capacitado para atender y ayudar a mejorar la calidad de vida de quienes lo necesitan;  para más información entra al link www.progressus.com.co, allí estaremos dispuestos a escucharte y acompañarte en el proceso de bienestar para tu salud mental.

Esperamos que este blog sea de gran ayuda y te agradecemos si lo compartes a quienes consideras que pueda servirle en su vida.

Si sientes que estás experimentando ansiedad y quieres contar con más herramientas para superarla, te invitamos a pedir una cita con uno de nuestros profesionales expertos dando click en el siguiente botón.

Pide una cita

 

Fuentes:

  • https://laopinion.com/2014/01/07/salud-mental-10-tips-para-tu-bienestar-emocional/
  • https://www.questionpro.com/es/clima-laboral.html

 

Abrir chat
1
Bienvenido a Progressus, estas a un paso de lograr los cambios que siempre has querido ¿En que te podemos ayudar el día de hoy?